La campaña de Cuaresma o Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes, tiene como objetivo fomentar cultura solidaria y caritativa en los colombianos con el fin de realizar donaciones para ayudar a los hermanos más necesitados. La campaña toma los tiempos de cuaresma, que inicia el 14 de febrero con el miércoles de ceniza y se mantiene todo el año.

Este año acogiendo el mensaje del Papa Francisco, la Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes lleva por nombre “Los excluidos y marginados son nuestros hermanos”; “Comparte con Alegría” y nos invita a canalizar la solidaridad de la Iglesia hacia las personas, familias y comunidades más vulnerables y necesitadas.

De esta forma, con nuestras obras manifestamos el amor a Dios y al prójimo en la Iglesia. Por decisión de la Conferencia Episcopal de Colombia, el año pasado, la Campaña de Comunicación Cristiana de Bienes  2017 se orientó prioritariamente a atender las necesidades de los damnificados por las avalanchas en Mocoa. Además, se brindó ayuda humanitaria a familias afectadas por las inundaciones, condición de desplazamiento y migrantes, con una cobertura de 4.312 familias, para un total de 19.220 personas.

Desde el Secretariado de Pastoral Social Cáritas de la Arquidiócesis de Barranquilla extendemos una fraternal invitación a todos los religiosos y fieles laicos del Departamento del Atlántico a que se sumen en este año del encuentro a esta campaña, la cual será destinada al mayor tesoro de la iglesia, los pobres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.