​Desde el mes de noviembre, Cáritas Internacional y el Secretariado de Pastoral Social de la Arquidiócesis de Barranquilla, realizan valoraciones médicas con entrega de medicamentos a la población venezolana vulnerable en los municipios de Manatí, Campo de la Cruz, Candelaria, Ponedera y Barranquilla.

 

 

Así mismo, los han asistido con paquetes alimentarios, especialmente a los núcleos familiares con niños, adultos mayores, personas en situación de discapacidad, madres gestantes y lactantes.

 
 

Estas acciones responden a un llamado hecho por los obispos de Colombia para acoger y ayudar a los hermanos venezolanos en condición migratoria. ​

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *