El 23 de mayo en el Salón Jumbo del Country Club se dieron cita los movimientos laicales, empresarios y personas del común con un único propósito, contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de 1.200 familias del Departamento del Atlántico, que se encuentran en situación de extrema pobreza.
El Secretariado de Pastoral Social, de la Arquidiócesis de Barranquilla, ha desarrollado en el departamento del Atlántico una labor social por más de 50 años, acción que siempre ha estado direccionada al tesoro de la iglesia, los pobres. Es por eso que se llevó a cabo el XIII Banquete de la Solidaridad San Juan Pablo II, evento que se realizó gracias a la participación y apoyo efectivo de familias, movimientos, organizaciones y empresas, que en gesto de buena voluntad se solidarizan con esta noble causa mediante donativos destinados a mejorar la calidad de vida de comunidades menos favorecidas, por medio del programa Mejoramiento de Vivienda.
Este programa consiste en llevarles a familias en estado de vulnerabilidad la posibilidad de dignificar sus vidas, a través de la elaboración de pisos en cemento y la intervención de otras áreas de sus viviendas.
Hasta la fecha se han realizado 3.763 mejoramientos de vivienda y pisos en los 14 municipios del departamento del Atlántico, Palmar de Varela 89, Santo Tomás 56, Galapa 180, Usiacurí 80, Campo de la Cruz 250, Repelón 154, Baranoa 465, Sabanalarga 420, Santa Lucía 232, Suán 65, Candelaria 45, Manatí 15, Luruaco 117 y en barrios de Barranquilla 1595.
En este año del encuentro nos unimos a esta gran obra para enaltecer el amor de Dios a través de los más pobres y necesitados. Con la ayuda continuaremos la misión de llegar a más de 1200 familias, las cuales se encuentran en situación de pobreza extrema en nuestro departamento.
Este evento contó con el apoyo de los movimientos voluntarios del Atlántico, las Damas Colombo – Árabes de Barranquilla, Madres Católicas de la Inmaculada, CODAFE, Fundación Amigas, Hermandad de Emaús, y las presentaciones musicales y culturales de Freddy Córdoba y su familia,  Nicolle Horbath y el cierre fue a cargo de la Banda de Baranoa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *