• Del 2014 al 2017, 4.102 pisos han sido intervenidos en 16 municipios en el departamento del Atlántico y 28 barrios de Barranquilla, con el programa de mejoramiento de pisos de la Pastoral Social Arquidiocesana, y en alianza con Cementos Argos.
  • En 2018, 496 familias de los barrios vulnerables, en los municipios de Palmar de Varela, Santo Tomás, Sabanagrande y Sabanalarga, han sido beneficiadas con el mismo programa, dignificando la vida de cada una de ellas y su contexto social.
Por más de 50 años, el secretariado de Pastoral social de la Arquidiócesis de Barranquilla, ha desarrollado una labor social de acción solidaria direccionada a los más pobres y vulnerables en el Atlántico.
Así quedó demostrado, una vez más, en la jornada de bendición a las viviendas intervenidas con el programa mejoramiento de pisos este jueves 30 de agosto en los municipios de Sabanagrande y Sabanalarga.
“Estoy muy contento de estar aquí, de poder contribuir en algún sentido a que muchas familias vayan mejorando sus condiciones de vivienda y condiciones humanas, que vayan mejorando su entorno familiar a través del mejoramiento de los pisos de sus casas” expresó el Arzobispo de Barranquilla, Monseñor Pablo Salas, a los habitantes del barrio el tiburón de Sabanagrande, a las directivas de la Pastoral Social arquidiocesana, a los representantes de Cementos Argos, y a los voluntariados que se han sumado a este quehacer solidario.

Luis TAsí mismo, Monseñor Salas Anteliz recordó la importancia de éste programa y lo que se ha hecho en el Atlántico desde el 2014: “ Desde el 2014 al 2017 se han realizado 3.750 pisos a las familias del Atlántico, incluyendo 16 municipios y 28 barrios de Barranquilla. Al finalizar 2017 se realizaron en Santo Tomás y en Palmar de Varela 144 pisos, en el 2018 se han entregado en Sabanagrande 184 y en Sabanalarga 168 pisos”.

 

Por su parte, Luis Tovar, Gerente Regional del Negocio Industrial Argos, resaltó el papel de la Arquidiócesis de Barranquilla y la Pastoral Social en e desarrollo de este programa:
“Para Argos es fundamental contribuir al bienestar de estas familias hoy, actualmente son 352 familias que van mejorando su calidad de vida. Gracias a la Arquidiócesis de Barranquilla y a la pastoral Social que nos permiten que este proyecto sea hoy una realidad, la idea es seguir creciendo y que sean por lo menos 1000 familias más en el departamento del Atlántico. La Arquidiócesis y la Pastoral Social han ayudado a identificar cuáles son las familias más necesitadas para que esto sea un sueño que hoy se convierte en realidad”.
Como una acción pastoral que busca mantener la unidad y la integridad de las familias en sus hogares, el Padre Fidel Iglesias, expresó que “Esta obra la hacemos porque tenemos fe y deseo permanente de ayudar, de acompañar a cada una de las familias en su crecimiento y en la dignificación de sus viviendas”.
Durante la actividad, las familias beneficiadas de este programa recibieron la bendición de sus hogares, por parte del Arzobispo de barranquilla, Monseñor Pablo Salas y el padre Fidel Iglesias, Director del Secretariado de Pastoral Social.
También se hicieron presentes las Madres Católicas y el movimiento apostólico Emaús, quienes se han sumado a este quehacer solidario, realizando donaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *