El Santuario Mariano Nuestra Señora del Carmen en Puerto Colombia, fue el lugar de encuentro para la bendición de la familia beneficiada con el mejoramiento de pisos número5.000, la bendición fue presidida por Monseñor Pablo Salas Anteliz, Arzobispo de Barranquilla, quien estuvo acompañado por Monseñor Jairo Jaramillo Monsalve, Arzobispo Emérito de Barranquilla y gestor de este programa, quien viajó desde Medellín especialmente para esta celebración; Camilo Abello, Director Ejecutivo de Sostenibilidad del Grupo Argos, el padre Fidel Iglesias, Director del Secretariado de Pastoral Social-Cáritas Barranquilla, y los presbíteros Alexis Rodríguez, Párroco del Santuario Mariano Nuestra Señora del Carmen de Puerto Colombia y Simón Pérez, Párroco Cristo Resucitado del Corregimiento La Playa, beneficiados con el programa de Mejoramiento de Pisos.

El programa de mejoramiento de pisos consiste en llevarles a familias en estado de vulnerabilidad, la posibilidad de dignificar sus vidas, a través del cambio de pisos de arena por cemento, acción que no fuera posible sin la gestión del mayor aliado, Cementos Argos, quienes aportaron 12.000 sacos de cemento para una adecuación por vivienda de 40 metros cuadrados, en 20 municipios del departamento del Atlántico, dando el resultado para el día de hoy de 5.000 mejoramientos de pisos.
“Estoy sosteniendo lo que otros han logrado con gran esfuerzo, y eso es lo que nos permite crecer en el servicio a los demás, quiero expresar mis agradecimiento a todos los arzobispos que han pasado por esta Arquidiócesis y que han impulsado estos proyectos, que hoy continúan dando frutos sirviendo a los más necesitados, porque dice el Señor en el evangelio que aquel que dé un vaso de agua a uno de sus discípulos, no quedará sin recompensa, para que sepamos que un piso que hagamos es un piso que hace posible muchas bendiciones de Dios” afirmó Monseñor Pablo Salas, Arzobispo de Barranquilla durante su intervención.
Durante el encuentro el señor Camilo Abello, Director Ejecutivo de Sostenibilidad del Grupo Argos, afirmó que, “Para Argos es realmente significativo el trabajo de la Arquidiócesis de Barranquilla a través de su Pastoral Social, infortunadamente, viviendo en el siglo XXI, todavía hay muchas necesidades y brechas por cerrar, así que, públicamente Monseñor Pablo, nos comprometemos a seguir acompañándolos con Argos, haremos nuestro mayor esfuerzo y vamos a luchar para que entre todos lleguemos al piso 10.000”.
Consuelo Echeverry en el corregimiento La Playa, fue la feliz beneficiada del mejoramiento de piso número 5.000 y expresó con lágrimas en sus ojos, “Me siento muy contenta porque me escogieron a mí, a mi familia y a esta humilde casa. Me siento muy feliz porque mi casa no tenía piso y ahora lo tiene. ¡Estoy feliz!
La meta no está cumplida, seguimos trabajando de la mano y agradecemos el apoyo de todas las parroquias del Atlántico, los movimientos apostólicos, la Hermandad de Emaús, las Madres Católicas, Codafe, los laicos comprometidos y el equipo de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Barranquilla para seguir llegando a más familias y así poder llegar ahora al piso número 10.000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *